Inicio / Notícias / Documentos / Cultura / Enlaces / Contacto

Reino de Araucanía y Patagonia

Image of 1860 map of the  Kingdom

1860 Mapa del Reino de Araucania y Patagonia

________________

Ultimas Noticias

Documentos

Videos

Museo

Grupo de Discusión

________________

150° aniversario de la fundación del Reino de Araucanía y Patagonia

Banner celebrating the 150th anniversary of the kingdom

Commemorative medal for the 150th anniversary

Medalla conmemorativa del
150º aniversario

Postage stamp of the Kingdom
150º aniversario. Sello del Reino

Commemorative medal for the 150th anniversary
Medalla conmemorativa del
150º aniversario



Medalla de Honor Conmemorativa Príncipe Felipe. Fue creada por el Príncipe Felipe Iº, el 2 de julio de 1965

Commemorative coin for the 150th anniversary

Moneda conmemorativa del
150º aniversario


150º aniversario. Sello del Reino

SAR Rey Aurelio-
Antonio

Crown of the Kingdom

Corona del Reino
La Corona de Acero

Seal of the Kingdom

Escudo del Reino

Order of the Star of the South

Orden Real 'Estrella del Sur' (wünelfe). Es la más alta condecoración Araucana. Fue establecida por el  Rey Aurelio-Antonio Iº en 1869

Royal Order of the Steel Crown

Orden Real 'La Corona de Acero', fue fundada por el Rey Aurelio-Antonio Iº, el 17 de diciembre de 1869 en Perquenco, Araucanía.



Medalla Legión Constelación del Sur. Fundada por el Rey Aurelio-Antonio el 8 de septiembre, 1875.

Prince Philippe Medal of Honour

Medalla de Honor Conmemorativa Príncipe Felipe. Fue creada por el Príncipe Felipe Iº, el 2 de julio de 1965

Medal of the Constellation of the South

Orden Real Laure-Thérèse fue creada en París el 28 de Agosto de 1958 por Decreto Real del Príncipe Felipe I.



Medalla al Combatiente Weychafe pu Mapuche, fue creada el 17 de noviembre de 2011 por Decreto Real del Principe Felipe I.

A 19th century coin from the Kingdom

Moneda del siglo XIX del Reino de Araucanía y Patagonia (1874) son hoy rarezas numismática

Coin with the image of Prince Philippe

El Príncipe Felipe I autorizó la producción de monedas-de-tradición. En el anverso lleva su efigie y a la inversa la imagen cambia en la edición de cada año.

A 20th century coin of the Kingdom

Moneda conmemorativa del siglo XX del Reino de Araucanía yPatagonia.

Fundación del Reino

El 17 de noviembre de 1860 más de 3000 representantes mapuches se reunieron en asamblea al pie del cerro Andencul en la comunidad del Lonko (Jefe) Kilapán. En esta asamblea constituyente, conocida como Futa Kollog*, participaron las más importantes autoridades políticas, militares y espirituales de la nación. Se reunieron con la intención de establecer una monarquía constitucional y hereditaria en los territorios mapuches de Araucanía y Patagonia, actualmente conocidos como Wallmapu. Esta aspiración de crear una monarquía constitucional y parlamentaria fue realizada, conforme a las normas y principios consuetudinarios de la nación, Orélie Antoine de Tounens fue proclamado el primer monarca del Reino de Araucanía y Patagonia.

La constitución que esta asamblea constituyente promulgó aún está vigente en la actualidad. Esta constitución habilita la creación de ministerios, un Consejo del Reino, un Consejo de Estado, una Corte Suprema de Justicia y un cuerpo legislativo basado en el sufragio universal.

La lucha por el reconocimiento y la supervivencia

Después de que la monarquía constitucional hubo sido formalmente establecida, la nación Mapuche buscó reconocimiento y apoyo internacional. Según varios investigadores, parece ser que Gran Bretaña, Italia, Francia, Perú, Bolivia y Paraguay reconocieron formalmente la independencia del Reino. (Brasil y Persia hicieron un reconocimiento de facto).

El mismo Reino de España reconoció la integridad territorial del pueblo mapuche cuando firmó el Tratado de Quilín, el 6 de enero de 1641. Este tratado, que estableció el río Bío-Bío como la frontera norte del territorio Mapuche, fue posteriormente ratificado por España en 28 tratados bilaterales, y más tarde las dos nuevas repúblicas de Chile y Argentina también la ratificaron.

La frontera norte fue respetada en los años siguientes, de hecho, los territorios al sur de los ríos Bío-Bío y Colorado nunca fueron conquistados por la Corona de España.

En un primer momento, las declaraciones de independencia de las repúblicas de Argentina y Chile no alteró los términos de este acuerdo; por el contrario, ambos estados también firmaron tratados con la nación Mapuche y construyeron fortificaciones a lo largo de la frontera, la cual delimitaba el territorio del pueblo mapuche.

No obstante, la agresividad de los dos nuevos estados fue incrementándose progresivamente en los siguientes años. A pesar de los compromisos formales que habían firmado, en 1862 ambos estados emprendieron una invasión militar conjunta sobre el territorio Mapuche. Este brutal asalto del territorio mapuche sólo cesó, formalmente, en 1885.

Durante el transcurso de esta campaña de terror, los mapuches fueron objeto de un genocidio brutal en el que decenas de miles fueron asesinados y otros miles fueron hechos prisioneros de guerra y enviados a campos de exterminio. Otros fueron enviados como prisioneros de guerra a Martín García, una apartada isla situada entre Argentina y Uruguay. El destino de estos prisioneros es desconocido.

Aquellos que sobrevivieron a la masacre inicial fueron perseguidos de forma implacable; sus casas fueron destruidas, mataron a los animales y sus cultivos fueron incendiados para, de este modo, acabar con su forma de subsistencia. Las tierras fértiles y los recursos naturales de los mapuches fueron confiscados y distribuidos entre colonos extranjeros, mientras los “afortunados” que sobrevivieron fueron dispersados, esclavizados o condenados al hambre y a la humillación de vivir en pequeñas reservas. Cada pequeño detalle de esta persecución fue fruto de una política calculada dentro de una estrategia más amplia de asimilación y limpieza étnica.

El rey Aurelio Antonio I simbolizó la resistencia que vino después de la campaña de terror que sufrieron los mapuches. Como respuesta a su nuevo estatus como soberano, el 5 de enero de 1862, fue secuestrado por las autoridades chilenas cerca de la frontera, detenido durante nueve meses en penosas condiciones para posteriormente ser enjuiciado y encerrado en un manicomio. Finalmente fue deportado a Francia. Aunque el rey Aurelio Antonio I fue desterrado, volvió al reino en tres ocasiones para tomar parte activa en la resistencia nacional contra la ocupación militar chilena. Después de la consolidación de la ocupación militar del territorio mapuche, el gobierno del Reino de Araucanía y Patagonia se vio obligado a exiliarse en Francia, donde ha continuado residiendo hasta la fecha.

Soberanos del Reino de Araucanía y Patagonia

Desde que fue fundado, siete soberanos han reinado en el Reino de Araucanía y Patagonia. Son los siguientes:

La Casa Real del Reino de Araucanía y Patagonia está compuesta en la actualidad por los siguientes miembros:

El príncipe Felipe I está al frente de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, es el responsable del mantenimiento de las instituciones. Su Alteza Real asume el rol principal de la monarquía en el exilio participando en entrevistas, en foros internacionales y en compromisos públicos. Al mismo tiempo, supervisa las ceremonias conmemorativas y autoriza los asuntos concernientes con la emisión de sellos, medallas y monedas. En algunas ocasiones concede títulos, órdenes reales, condecoraciones y honores a aquellos que se han distinguido en el servicio del reino y del pueblo mapuche. Los siguientes son otros integrantes del reino:

El Contexto Contemporáneo

El pueblo mapuche continúa luchando contra la injusticia de un “acuerdo” que les fue impuesto por la fuerza. Tanto en Chile como en Argentina los mapuches son ciudadanos de segunda, supeditados a la discriminación cultural, económica y social. La reivindicación de derechos fundamentales como justicia, libertad, derechos sobre la tierra y autodeterminación es frecuentemente contestada con represión y violencia. Los derechos políticos a protestar pacíficamente contra las políticas de asimilación y genocidio cultural son también sistemáticamente negados por las autoridades argentinas y chilenas. En Chile, en particular, la ley antiterrorista ha sido utilizada para criminalizar las acciones de los activistas mapuches y silenciar su derecho a disentir.

Durante los últimos 30 años, el Reino ha defendido con fuerza los derechos culturales, sociales y políticos del pueblo mapuche. Esto ha sido posible gracias a la propia riqueza de conocimientos y experiencia, levantada por las propias organizaciones y comunidades mapuches. Del mismo modo, para dar más relieve a la lucha, el Príncipe Felipe ha fortalecido los lazos que unen a la Casa Real con aquellos que continúan trabajando al servicio de la nación Mapuche.

*La Nación Mapuche se encuentra dentro del Wallmapu (territorio ancestral), un territorio que actualmente está ilegalmente ocupado por Chile y Argentina. En un censo poblacional chileno de 1992, bajo la dirección del Instituto Nacional de Estadísticas, aproximadamente un millón de adultos (sin contar menores de 14 años) declararon ser mapuches; en Argentina se estima que hay unos 300,000 mapuches del total de la población global.

* Futa Kollog = Gran Asamblea Nacional
* Werken = Emisario, enviado especial

Documento actualizado: 19 de enero, 2014

________________

Para más información, por favor, visitad la página web oficial del Reino: Reino de Araucanía y de Patagonia